lunes, 9 de agosto de 2010

Otros lo cuentan mejor


Ayer domingo corrí en Huesca una de las carreras más divertidas de mi propio calendario: el pollo de San Lorenzo, en Huesca. El Heraldo de hoy se encarga de comentar la noticia y, sinceramente, lo cuentan muy bien (especialmente eso de la jota):

Nada mejor que el atletismo para animar el centro de Huesca, poner el broche a las actividades deportivas previas al calendario de fiestas de San Lorenzo y seguir recuperando retazos de la historia que son un patrimonio de todos. El Club Atletismo Huesca (CAH) organiza desde hace doce años la carrera pedestre, hoy 'Gran Premio San Lorenzo', y un numeroso público animó ayer sin descanso las zancadas de los 28 corredores que se dieron cita en esta ocasión en el corazón de la capital altoaragonesa. Se trata de una prueba dura, en un circuito urbano que comprende los Porches de Galicia y unos metros de la Plaza de Navarra. Una prueba ideal para atletas medio fondistas y maratonianos, y en la que además de piernas hay que tener cabeza. Hay que decidir si uno va a por la victoria final o a por las primas por vuelta, teniendo en cuenta que las cantidades oscilan entre los 20 y los 100 euros, y puede haber otras 'escondidas' ya que se anuncian durante la carrera. El ritmo de carrera es fundamental para no reventar.

Los chicos compitieron al mejor de 45 vueltas, y las chicas, a 25. El catalán Marc Roig firmó el mejor crono con un tiempo de 34m39s. Corredor del Laietana Mataró, ha sido campeón de España promesa de 10.000 los años 2005 y 2006. Estaba feliz tras pasar la línea de meta. "El año pasado corrí invitado por 'Cipri', me lo pasé genial y quede quinto. Este año decidí no entrar al trapo de las primas y la verdad es que me ha ido bien", dijo esbozando una amplia sonrisa. El atleta catalán ganó por delante de Francisco Javier Mariño y Mustapha Elkhouya-Ali. El mejor oscense fue Felipe Carnicer, cuarto con un crono de 35m20s.

Si Marc Roig estuvo suelto en las zancadas, más espeso se le vio en la tradicional jota de los pollos que bailan los ganadores. Allí, le tuvo que echar una mano Silvia Ferrer para seguir el ritmo de los gaiteros de la tierra plana que amenizaron la prueba y el baile. La oscense se impuso con un tiempo de 22m58s a su amiga Noelia Bernad que llegó a meta seis segundos después. Ferrer se vio beneficiada en la prueba porque tiene un valioso sprint, aunque reconoció que se trata de una carrera bastante dura, donde tanto el recorrido como el ritmo y el calor terminan pasando factura.

Por otra parte, antes de empezar la prueba, el atleta Jesús Arroyo, organizador entre otras carreras de la del Ebro y la Desértica Extrema Belchite, recordó el valor de este tipo de pruebas y la riqueza de conservarlas. "La UNESCO apoya la política de conservar los juegos y deportes tradicionales en todo el mundo como patrimonio cultural", señaló.

El público animó, lógicamente, a los de casa, aunque eso sí reconocieron el sacrificio de todos los participantes.


Al terminar la carrera, el chico y la chica ganadores tienen que bailar una jota delante de todo el público y no puedo decir que me defendiera demasiado bien.

Aquí la noticia que sale en El Alto Aragón.

8 comentarios:

Ander dijo...

¡Tuiteado!

Marc Roig gana una carrera en Huesca y le obligan a bailar la jota del pollo. http://bit.ly/csUNdb

David Álvarez dijo...

¿Y el vídeo? :-P

mòmo dijo...

Yo también me he quedado con ganas de video... (para los incondicionales: a ver si logro que repita la jota en casa y lo filmo; aunque la pareja tendrá que ser Joana)

Angel dijo...

Hombre, con la alegria de ganar dan ganar de bailar cualquier cosa, pero una jota, que pasada, no?, jejeje.

Enhorabuena

Furacán dijo...

jajajaja la próxima vez tendrás que entrenar eso de la jota, que no se diga!

Anónimo dijo...

Hola,
"Una prueba ideal para atletas medio fondistas y maratonianos,"
se me hace difícil entender que la misma prueba sea ideal para mediofondistas y maratonianos ;-)

Pero lo importante, hay un estudio sobre cual de los dos baila mejor la jota??

Que chulo!!, en Catalunya podríamos hacer una sardana al acabar ;-)

Felicitats! Pere

Sergio dijo...

Yo quiero ver el pollo.

Nick dijo...

El pollo de san lorenzo, jaja, que buen nombre, los juegos olímpicos debería tener nombres de este estilo en cada edición, dependiendo del país en que sean sede.