miércoles, 8 de febrero de 2012

La fuerza

Hoy he tenido la penúltima sesión de fuerza de cara a las competiciones que se me acercan (media de Barcelona, cross y maratón de Barcelona) y puedo decir que me encuentro muy satisfecho con los resultados. Durante años había ido de vez en cuando al gimnasio, pero nunca con un programa específico. En esta ocasión ha sido diferente y lo cierto es que me noto mucho mejor mientras corro (un claro ejemplo fue el cross de Mataró).

Desde antes de Navidad trabajé la fuerza máxima y llegué a 5 repeticiones con 120kg en media sentadilla; ahora, con fuerza resistencia, puedo estar 60 segundos con 50kg a una frecuencia de una repetición por segundo, además de otros muchos ejercicios.

En estos entrenamientos, en el KineSpai de Calella, me ayuda Héctor García que tiene un blog muy interesante que pronto migrará a Aerobic&Fitness (y ya os avisaré sobre cómo llegar a él). 

En cuanto al peso, que me preocupaba un poco que aumentara a base de trabajar las pesas, puedo decir que me he mantenido o incluso rebajado un poco. Siempre suelo estar alrededor de los 61kg y esta mañana, en el trabajo, pesaba 60,3kg. Por lo tanto, aunque ya tengo ganas de acabar con las pesas pero notar las piernas un poco más ligeras al correr, puedo decir que  el programa ha sido efectivo y que pasada Semana Santa volveré al gimnasio para preparar la temporada de verano (como objetivo, bajar de 14 minutos en 5000m.l.).

5 comentarios:

RA dijo...

Magnífico objetivo. Dale duro.
Jdr, menos de 14 minutos, yo en ese tiempo casi ni me he abrochado los cordones y me he puesto el dorsal.

Joan Castellà dijo...

Molta gent m´ha n´ha parlat mlt be del Hector .

ERT dijo...

No he entendido nada, salvo que te estás poniendo "cachas".
Ànim, germanet!

maratonman dijo...

Que sigan esas grandes sensaciones¡¡¡ y bajar de 14 minutos seguro que lo consigues, aunque es algo muy complicado para la gran mayoria de la gente, en tus piernas esta.A ver que tal va la Media.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Vamos, en tu caso lo de que "la fuerza te acompañe" está mas que justicado, je, je, je


Saludos,

Jorge