jueves, 6 de septiembre de 2012

Después de Mombasa

Después de pasar tres días de relax en Mombasa nos fuimos de safari a Taita Hills, una reserva privada que pertenece a la cadena de hoteles Sarova y en la que tiene dos hoteles. Nosotros nos hospedamos en el Salt Lick, el más bonito y más interno en la reserva (según dicen, es el lodge más fotografiado del mundo).

La vista desde la recepción del hotel

El hotel está en medio de la reserva de vida salvaje, por lo que está prohibido salir del hotel andando. Llegamos en una se esas furgonetas típicas de safari, de las que pueden descapotarse, y nos recibieron más elefantes que personas. La recepción está hecha de tal manera que cumple las funciones de terraza y, fuera, hay una charca artificial en la que los animales (sobre todo los elefantes) se dedican a beber durante horas.

Las habitaciones están levantadas sobre columnas, imitando las construcciones de las tribus de la zona y evitando el agua durante la temporada de lluvias que suele anegar todo el entorno.

El atardecer en Taita Hills

Durante los dos días que estuvimos ahí pudimos ver cebras, jirafas, elefantes, búfalos, antílopes, leones, leopardos, chacales, varios pájaros, pumbas (ese cerdo silvestre que sale en El Rey León), avestruces y algún otro animal que ahora me olvido. También, por la zona geográfica que ocupa esta reserva, pudimos ver el Kilimanjaro a primera hora de la mañana, con su cima cubierta de nieve.

Después de este viaje volvimos a Nairobi y seguimos con el papeleo. Era viernes y poco pudimos hacer más que confirmar que nos tomaban el pelo o teníamos muy mala suerte. Decidimos pasar el fin de semana en Eldoret y regresar a Nairobi el lunes. A partir de ahí se animó un poco más el tema y vislumbramos un poco de luz, pero yo tenía el viaje de regreso en la madrugada del miércoles y dejé a Mercy sola con todo el trabajo. 

Me dice que mañana regresará a la embajada, confiada en que ya no le pidan más papeles y sólo tenga que esperar a la entrevista personal. Ojalá sea así y pronto pueda venir a España; ha pasado una semana desde que me fui y se me hace muy largo.

7 comentarios:

Sergio dijo...

Pues no te queda otra que ir preparando el reencuentro.

PD: Facóquero, Pumba era un facóquero.

maratonman dijo...

Mucho animo en la espera,ya veras como todo se arregla rapido.Que sitios tan fantasticos y unicos...

Ferran dijo...

No deixo de preguntar-me si vas poder rodar alguns dies amb tant de rebombori i bestioles soltes!
Llàstima lo de Kemboi!

PACO GACELA. dijo...

No se como se me ha escapado este blog tan interesante, te sigo, un saludo.

Marc Roig Tió dijo...

Gracias por el apunte, Sergio. Espero no olvidarlo, pero "pumba" es más fácil, jeje.

Gracias, Maratonman: lo pasamos genial.

Ferran: en cinc setmanes només vaig sortir a trotar 3 vegades. Ha sigut el descans més llarg que he tingut mai.

Paco: bienvenido al blog. Espero que lo disfrutes.

am dijo...

Marc, ¿algún avance para el reencuentro?

Me acuerdo. Abrazo!

Marc Roig Tió dijo...

am, vamos avanzando pero pasito a pasito. Ya queda menos (ojalá muy poquito) pero todavía toca esperar. ¡Gracias por preguntar!