martes, 19 de agosto de 2008

El muro


Aunque os dije que escribiría el domingo por la noche, el día se me complicó bastante y acabé sin tiempo (lo mismo que el lunes).

La carrera, Siete Aguas, es un infierno. Los organizadores se vanaglorian de ello e incluso repiten las palabras que Abel Antón les refirió una vez al terminar la carrera: "invitadme el próximo año a venir, pero yo no voy a correr". Le comprendo; el ambiente que se respira durante las horas previas a la carrera y a lo largo de ella es desmesurado. Un pueblo de unos 3000 habitantes se convierte casi en una urbe de mediano tamaño, conquistada por hombres y mujeres en calzones cortos y camisetas de tirantes esperando correr durante 15kms cuando el resto de España sólo se preocupa de a qué hora ir a la playa.

Pero no todo es tan bonito. En el segundo kilómetro ya asaltan las dudas: ¿habré empezado demasiado rápido? Seguro que sí.

Aunque me avisaron de que el trazado era muy duro y que tendría que regular mucho el ritmo, me pasé. No salí muy fuerte pero sí lo suficiente para encontrarme con el muro, una cuesta de 100 metros de largo y un desnivel descomunal que deja las patitas tan vacías que ya no hay marcha atrás. A partir de entonces todo es sufrimiento: perdí fuerza y, sobre todo, ritmo. Empecé a correr lento, lento, leeeeeeento. Y de allí al final. Una agonía de muchísimos kilómetros.

El balance, por lo tanto, es impreciso. Me gustó la carrera (por el ambiente) pero lo pasé tan mal durante ella que me lo pensaré dos veces antes de volver (a correr, claro). O, por lo menos, empezaré con muchísima calma durante las primeras rampas.

4 comentarios:

joan dijo...

Hola Marc he trobat un video a youtube de baixa calitat però surts tu . surts al minut 2 del video.

http://www.youtube.com/watch?v=8hP17DWSaBQ

Marc Roig Tió dijo...

Gràcies Joan; pel vídeo i per la foto.

am dijo...

Bueno, de todo se aprende. Síguenos contando!

Marc Roig Tió dijo...

Sí, am. Aprendí a hacer más caso a los expertos: me dijeron que saliera con mucha calma y salí con sólo un poco de ella. Ahora tocan algunas semanas de entrenar fuerte sin competir, pero alguna cosa os contaré, ok?