viernes, 8 de agosto de 2008

El sueño de Omar


Participar en los Juegos Olímpicos es un mérito deportivo y... diplomático. Tal es el caso de Omar Tayara, triatleta mostoleño que demuestra que a falta de mejores facultades físicas lo mejor es tener buenas dotes intelectuales.

Hacer triatlón en España es motivador por el alto nivel de los líderes: Javier Gómez Noya es el actual campeón del Mundo y un claro aspirante al oro olímpico e Iván Raña también fue campeón del Mundo en 2002 y 5º en los Juegos de Sidney, además de otras muchas medallas a nivel mundial y europeo. Pero tanto nivel es también un problema.

Para participar en los Juegos Olímpicos tienes que ser de los mejores en tu país y este requisito no lo podía cumplir Omar. Sin embargo, podía participar en los Juegos dando un rodeo; un gran rodeo.

Se enteró a través de un amigo que la federación china de triatlón buscaba triatletas de alto nivel para ir a Hong Kong a entrenar con Lee Chi Wo, el mejor del país en esta disciplina. Viendo que en España tenía dificultades para destacar, aceptó la oferta y pasó 2 años al lado del chino, aprendiendo este difícil idioma y participando en las pruebas asiáticas con muy buenos resultados. Y en uno de sus viajes a España hizo una escala estratégica en Siria, el país de su padre, para informarse sobre el papeleo a realizar para competir con la nacionalidad paterna. Porque Siria, a diferencia de España, no tiene triatletas destacados y Omar puede representar a este país sin dificultad.

Según sus declaraciones, no fue una tarea fácil; pero tuvo sus frutos. Hoy ha desfilado en la inauguración de los Juegos Olímpicos de Pekín bajo la bandera roja, blaca y negra* y acabo de descubrir, gracias a su página personal, que tanto Marca como El País le dedicaron sendas noticias estos últimos días. La historia es bonita y emotiva ya que explica el regreso de su padre a Siria, país (y familia) que no visitaba desde hacía 38 años.

El día 19 de agosto se cumplirá el sueño de Omar, un mostoleño que dio la vuelta al Mundo para competir en Pekín como sirio. Mucha suerte, Omar.

*Omar no ha desfilado con la selección porque todavía no está en Pekín. Lo que sí es cierto es que le han nombrado en televisión española como integrante de la delegación siria.

6 comentarios:

joan dijo...

s´ho a currat molt per poder anar a unes olimpiadas ,i ara ja i pot anar.

Que les disfruti , no tothom ho pot dir

Marc Roig Tió dijo...

És ben cert que s'ho ha currat. Aquest matí he rebut un e-mail seu donant-me les gràcies pels ànims que li envio. No saps la il·lusió que m'ha fet.

spanjaard dijo...

Marc, ¿has regresado de las Holandas entonces definitivamente? Saludos y que sepas que sigo tu blog.
SPJ

Marc Roig Tió dijo...

Hola Spanjard! Lo de Holanda se acabó en enero; estuve allí de Erasmus durante 5 meses y ya volví. Ahora estoy en casa y, desde este mes de agosto, con trabajo estable en Blanes (Girona).

Me alegro de que sigas el blog. Dentro de poco haré una entrada sobre este nuevo trabajo y sobre mis carreras: el sábado Siete Aguas!!!

乔安 dijo...

Siguiendo los juegos desde mi blog : la historia de Omar es bastante interesante y emotiva. Hoy ha disputado la prueba y ha quedado penúltimo (con Gómez Noya e Ivan Raña rozando el podio), el sueño de Omar se ha cumplido.

PD ; ya he regresado de Pekín , tengo que actualizar el blog, ya que los últimos 3 dias en china fueron de una gran intensidad.

Marc Roig Tió dijo...

Hola Joan. Qué envidia me das al haber ido a Pekín. Espero que lo hayas pasado en grande.

Por otro lado, una lástima para los españoles en triatlón; supongo que tanto Ivan y Javi, como Omar, se esperaban un resultado algo mejor. Pero lo cierto es que fue una carrera muy emocionante para el público.