miércoles, 18 de marzo de 2009

Kevin Lorio: esperando

El primer niño de la calle que conocí en Eldoret fue Kevin Lorio. Vestía una ropa indescriptible pero un atributo llamaba la atención: su gorro azul del Manchester United. Pasaban los días y nos veíamos a menudo; aunque su inglés no era muy bueno, se hacía entender y seguía con la mismo ropa y el mismo gorro.


Kevin llegó a las calles de Eldoret sobre 2005 y empezaba a estar harto de ellas. Procede de Kitale, al oeste del país, casi a la frontera con Uganda. Es la zona del Monte Elgon, una de las más pobres de Kenia. Después de que algún voluntario le entrevistara y supiera que quería volver a su casa, Ex-Street Children se movilizó para ayudarle.
Justificar a ambos lados
De las 42 tribus que hay en Kenia, Kevin pertenece a la turkana que tiene la característica de ser nómada. Haciendo números es fácil pensar que de 2005 hasta ahora su familia puede haber migrado, algo que comprobaron uno de los jefes de la ONG con una voluntaria a mediados de febrero, cuando visitaron Kitale.

De algún modo, no pude saber cómo, consigueron el teléfono del padre de Kevin. Se habló con él para concretar una entrevista y encarecerle que se hiciera cargo de su hijo; ya estamos a finales de febrero. Por aquel entonces, Ex-Street Children había proporcionado a Kevin ropa nueva y ya no parecía un niño de la calle.


El padre de Kevin dijo que pasaría por la oficina de Ex-Street Children el 4 o el 5 de marzo, pero ya han pasado un par de semanas y no hay noticias de él. Su teléfono está desconectado y ayer fue uno de los jefes a Kitale para saber qué está pasando. Mientras, Kevin va todos los días a la oficina y pregunta cuándo podrá ir a casa. Me dicen que está contento pero me temo que empiece a pensar que le hemos mentido.

En la oficina hay una carpeta para cada niño o niña, con sus datos y sus circunstancias. Las historias son distintas para cada uno pero el fondo es siempre el mismo. Este es el caso de Kevin Lorio, que sigue esperando, pero hay centenares de niños como él.

8 comentarios:

RAFAEL GONZÁLEZ dijo...

La verdad es que con la ropa "nueva" parece otro!! Espero que su padre vuelva a por él lo antes posible y estoy seguro que alguien que recibe ayuda y comprensión de otra persona no piensa que le ha mentido.

Furacán dijo...

Que poco conscientes somos de esas historias, ojalá todo se arregle para él lo mejor posible. Por lo menos ahora está mejor que en la calle.

Ander dijo...

Terrible, Marc.

Marc Roig Tió dijo...

Yo también espero que el padre vuelva; os lo haré saber si tengo más noticias.

María dijo...

Vaya... no se si me he enterado bien, ¿su padre lo ha dejado allí? ¿y nadie se puede acercar con kevin a su casa? Pobre chaval, que duro!.

Marc Roig Tió dijo...

María, el niño se fue de su casa hace años porque su familia era muy pobre. Pasó un tiempo en las calles de Eldoret y ya está harto. Quiere volver a casa y a la escuela y Ex-Street Children intenta ayudarle, aunque parece que su padre no está por la labor. Tenerle de nuevo en casa es un gasto de comida y colegio que quizá no quiera asumir. Así de duros son algunos casos.

María dijo...

ah, que se fue de casa.... si que es duro. Que buena labor hacen algunos por allí. Enhorabuena!

am dijo...

Ojalá se logre reencontrar con su familia, no sólo él, sino todos esos "niños perdidos".