martes, 8 de septiembre de 2009

Los 30km de Ohrid


Las frutas de Macedonia se han alineado a mi favor. Hoy es un gran día para este país -cumple su mayoría de edad- y para mí, que me alegro un montón.

La carrera estaba prevista para las diez de la mañana y para abrir boca, un autobús destartalado nos ha recogido a casi todos los atletas en el centro de Ohrid para llevarnos a la frontera con Albania. Ese es el punto inicial de la carrera (y suerte que no es diez metros más allá porque no llevaba el pasaporte encima). Durante el trayecto, mientras el conductor quema el embrague en las subidas y gasta los frenos en las bajadas, el serbio que se sienta a mi lado me hace entender que por allí correremos nosotros. ¡Qué guay! Aunque no ha sonado muy convinvente.

A punto de empezar, las enfermeras macedonias valoraban la presión sanguínea de los participantes (a mí me han dicho 110/80); nunca antes lo había visto, pero no fue lo peor. Por aquello de que eran muchos kilómetros, quise evacuar un poco y... ¡sorpresa! El baño era ese maldito invento de un agujero en el suelo y trata de acertar -sin acercarte demasiado, claro, y con cuidado de no dar un traspié-. No sigo, porque tampoco hacen falta detalles; con deciros que no hubo ningún accidente, pero que mis piernas se resintieron de estar un minuto a medio doblar será suficiente.

Empieza la carrera -os recuerdo que estamos a 700m sobre el nivel del mar-, bajamos un poco y subimos y subimos y subimos hasta 880m. Como quien no le presta atención, el 10.000 lo cruzo con otro corredor en 31'41”, habiendo subido 208m y bajado 191. A partir de ahí ya no se sube y baja tanto, pero no es realmente llano. Hemos empezado tan fuerte que pronto nos acomodamos a un ritmo medio y pasan los kilómetros. El 20 lo marcamos en 1h04'28” (eso significa a menos de 1h08'00” la media maratón). Me encuentro bien y al dejar a mi compañero que tire un poco, se frena. Intuyo que no va fino y le ataco. Ha sido un acierto; el viento sopla en contra y no me apetece llevarlo pegado a mí. Se va quedando y desde el coche del organizador me recuerdan que el récord de la prueba -por el que pagan 200€ extras- está en 1h39'13”. Lo veo difícil pero lo intentaré.

A medida que pasan los minutos se demuestra que mi ritmo es más y más lento. Más que las subidas, noto el desgaste de las bajadas; eran tan fuertes que me han destrozado los cuádriceps y los gemelos. Pero me giro y no veo al segundo. Entro en Ohrid buscando un arco que signifique “meta” mientras mi reloj ha agotado el minuto 37 de la segunda hora; tengo sólo un minuto para hacerme con el récord y sigo sin ver la meta, aunque desde el coche me animan diciendo que lo consigo. Pero pasa también el 38 y gran parte del 39. Los del coche no tienen ni idea de lo que es correr.

Ahora ya veo el arco; levanto las manos y disfruto con la victoria, aunque sea a más de un minuto del récord (1h40'29”). El organizador me felicita y hablamos de lo cerca que ha estado el récord. Quizá otro año, me dice él. Ahora que ya sé lo que es esta carrera... quizá otro año, ¿por qué no?

A lo largo de la tarde o mañana, podréis ver los resultados y algunas fotos en la web de la carrera.

10 comentarios:

Furacán dijo...

Enhorabuena! menuda aventura. Que bien has acertado con el título del blog, carreras del mundo.

Jaime N@v dijo...

Como siempre me ha encantado tu relato y que ganes la carrera. Felicidades, ¡!Trotamundos!!. Por cierto, la foto de la cabecera genial. Slds.

Sergio dijo...

Se nota que te jadean hasta los dedos. Enhorabuena.

mòmo dijo...

¿Cómo que no has batido el récord? Muy mal, muy mal... Habrá que volver.

del porvenir dijo...

Tu compañero, ¿qué era griego o húngaro? je, je Enhorabuena

Rafa González dijo...

Muchas felicidades! ya ha caído la primera y de manera espectacular. La marca es alucinante...

Marc Roig Tió dijo...

Gracias Furacán. El título hacía referencia a esto desde el comienzo (hace dos años) pero nunca antes me atreví a coger las zapatillas y viajar. Nunca es tarde.

Jaime, la foto es de una carrera en Suecia. Entre las cabezas se puede ver también a Cipri.

Gracias, Sergio; tú siempre tan atento.

Todos quieren que vuelva, mòmo; me estoy pensando hacerles caso.

Húngaro, porvenir, que los griegos no han venido.

Gracias, Rafa. Me sale la media a 3'21" y el circuito no ha sido fácil. Pero no esperes más éxitos; en Praga sólo voy a por el Hilton y las cervecitas con el australiano, jeje.

Cipri dijo...

Felicidades tio !!! Estás fuerte eh ???

Dile al organizador que al año que viene me apunto, que se estire con una ayudita de viaje, jajajaja.

Un abrazo, estamos en contacto.

PD.- Me podrás pasar la foto que tienes puesta de Suecia ??? Tienes alguna más ??? Gracie !!!

Marc Roig Tió dijo...

El año que viene invadimos Macedonia, Cipri, y nos quedamos una semana para ver los alrededores que yo me he quedado con las ganas. Te mando fotos al mail.

Cipri dijo...

Gracias Marc, que chulas la carrera y las fotos !!!