jueves, 7 de octubre de 2010

El diluvio


Sergio está descubriendo que en África no todo es desierto y calor. La lluvia nos ha dado una tregua, pero desde el martes por la tarde que apenas ha parado. La lástima es que aquí no existe el hombre del tiempo que se dedica a contar los litros de agua por metro cuadrado que han caído en las últimas 24 o 48 horas, pero han sido muchos. Y ¿qué implica el diluvio?


Por suerte, la vida sigue a un ritmo más alto que el que consigue España tras un acontecimiento de esta magnitud. Aquí están acostumbrados a las lluvias torrenciales, aunque en esta época del año no debería haberlas y los granjeros están de los nervios (Philip quería recoger el trigo esta semana, pero no se puede hacer mientras está húmedo y tendrá que esperar una semana más con el riesgo de perder parte de la cosecha).


La mayoría de tiendas (esas que están en medio de la calle y venden casi de todo) están cerradas con la lluvia: si no hay gente por la calle... es tontería abrir. A los que la lluvia les ha cogido a medio camino, se las apañan para encontrar un lugar donde protegerse. Así, la oficina de correos se llena de gente y empieza la tertulia hasta que amaine. Pero lo mejor de todo son los oportunistas, normalmente conductores de matatu.


En Iten el caos es pequeño, pero en Eldoret puede ser catastrófico. Se pueden formar charcos de más de 50 metros cuadrados en la calle que impiden seguir andando sin poner los pies en remojo; esta es la oportunidad que buscan los matatus: servicio especial para cruzar el charco a sólo 5 o 10KSh (depende de la cantidad de gente que quiera cruzar). Y el matatu se dedica a ser un remontador que tira veinte metros hacia delante y luego los mismos veinte hacia atrás.


A nosotros también nos ha afectado la lluvia y aunque la pista de Chepkoilel suele estar en buen estado incluso cuando ha llovido mucho, esta tarde seguiremos con el rodaje y las series serán mañana.


PD: y a ver si sale el sol para poder tender la ropa, que el cajón de los calcetines está vacío.

PD2: la foto corresponde a un día soleado, al terminar una sesión de series en la pista de Eldoret.

3 comentarios:

Rafa González dijo...

¿allí no habrá rieras inundadas como por acá...?? Espero que esas lluvias no te afecten mucho a los entrenos.

maratonman dijo...

Uno cree que alli solo hace sol y calor debe chocar algo ver tanta lluvia,ya me imagino la cantidad de charcos que se deben formar al no haber asfalto en muchas zonas.

am dijo...

Mmm... alguien me había dicho alguna vez sobre secar la ropa en el microondas (que no le funcionó nada bien). Pero quizá en una estufa u horno. Aunque seguro que sale el sol y no es necesario nada de eso.