lunes, 14 de noviembre de 2011

La Behobia (así salió)

Las expectativas eran altas y las ganas, todavía más. Quedar tercero hace dos años me permitía soñar y que ninguno de mis verdugos (ni Chema ni Rafa) estuviera en la línea de salida, me dio alas. Unas alas que me jugaron una mala pasada.

Empecé fuerte y sin quererlo me encontré tirando del grupo. Me fui animando y me separé unos metros, luego me cogieron, fuimos juntos un rato, volví a acelerar, y se repitió la tónica en varias ocasiones. Notaba que me estaba esforzando demasiado, pero me lo estaba pasando muy bien; estaba disfrutando mucho con la carrera, con los rivales y con el público. Pero en algún momento decidí aflojar; era necesario ceder un poco para poder correr después y así lo hice, pero aflojé demasiado o demasiado tiempo o las dos cosas, porque aunque me noté con fuerzas al final, ya no alcancé a nadie de los que ma habían pasado.

Fue una carrera rara, con sensaciones contrarias durante toda ella. Me desanimé bastante (hice casi un minuto más que hace dos años, con la lluvia que cayó ese día), pero a la vez estaba contento porque no hice un mal resultado. Por un lado quería correr bien y demostrarme a mí mismo que estoy listo para la maratón de Castellón, pero por otro lado Asier (el gran Asier Cuevas) me felicita por no haber tenido un buen día. Según Asier, la Behobia es una carrera demasiada dura para colocarla delante de una maratón: si te sale bien la Behobia, llegas fastidiado a la maratón. Si es así, me alegro de haber "fracasado" en San Sebastián; lo arreglaré en Castellón.

De todos modos, el fin de semana resultó exitoso. Hace dos años el tiempo no acompañaba y la tarde del sábado la pasé entre chocolate con churros y pintxos, pero este año me quedé sin chocolate (los pintxos: de foie, de berenjena, de gambas y unos pimientos morunos). Tuve animación en puntos estratégicos, como en el alto Miracruz (km. 17), pero me faltó un fan en Lezo (km. 11); mi fotógrafo favorito me esperó en el puente del Kursaal y mi familia del norte (ahora con un miembro más) se preocupó de arroparme y de animarme desde el momento en que llegué a meta.


¿Qué más se le puede pedir a esta carrera? Supongo que una txapela es lo que más ambiciono, pero hay años para este pequeño detalle. Por ahora, a esperar un año más y disfrutarla de nuevo (quizá acompañado).

Puedes consultar las clasificaciones, aquí.

7 comentarios:

Álvaro Sánchez dijo...

Enhorabuena porque aunque no estés muy satisfecho, ser top ten de una clásica como la Behobia no está al alcance de cualquiera. Estaré muy pendiente de tu actuación en Castellón como muchos de los que te seguimos.

Un saludo!
Álvaro

Ignasi Fàbrega dijo...

Ets exigent, clar que sí!enhorabona que vas treure un bon resultat!suposo que al referir-te a estar acompanyat l'any que ve et deus referir a estar acompanyat a meta!per què el teu company només et va poder acompanyar a la sortida!quién pudiera....
Necessito una visita i sessió de cames!fins aviat!

NaCaVi dijo...

Enhorabona Marc. Deixa't d'històries, que és una gran marca. Aquest any també vaig estar per allà "corrent" i em va semblar molt dura. Molta sort i ànims per Castelló. Segur que et sortiràs!

Mario dijo...

Ei Marc. Soc el company que et va saludar a la surtida del Euskotren. La meva primera Behobia i he de dir que es mes dura del que creia. A mes la calor va fer estrags i sino que ho diguin els de la creu roja amb mes del doble d'incidencies que l'any pasat o la llebre de 1h40 a qui jo seguia i va petar al KM10. La veritat es que la vaig disfrutar molt i sembla que tu també. Sort a Castellon!

C.A.Francoli dijo...

Marc gran marca. Un lloc aixi a la BSB es d´alt nivell. Et seguim per aqui, crack.

Ander Izagirre dijo...

Aupa Marc! El 2012 te llevarás la txapela, gracias por esperar a mi regreso para poder presumir de amigo txapeldun. Abrazo desde Perú.

Rosa dijo...

Seguro que en Castellon te sales...la Behovia es de las carreras mas duras, pero aun así Felicidades crack!!