jueves, 20 de marzo de 2008

Via Crucis

La Semana Santa en Sant Pol es modesta pero apasionante; mantiene la esencia del pueblo y la tradición. Toda la noche del jueves al viernes estará la parroquia abierta para realizar la vela al Santísimo y por turnos irá entrando y permaneciendo la gente.

El viernes el día es completo: Vía Crucis a las 8 de la mañana, celebración litúrgica de la Pasión a las 6 de la tarde y procesión a las 9:30 de la noche.

El sábado, a las 9:30 de la noche, la Misa de Resurrección.

Hasta aquí, como todos los años. Pero éste es un poco distinto. En Sant Pol sólo hay 2 cofradías: la Dolorosa y el Sant Crist. Yo soy del Sant Crist. Cada Semana Santa, 3 portadores llevan la cruz en el Via Crucis y otros 3 lo hacen en la procesión. No somos muchos y la mayoría ya van sumando sus años, así que este año ha llegado mi turno.

Tengo algo de respeto al tema porque la cruz pesa bastante y, además, es un tanto inestable. Confío en hacerlo bien y... si consigo una foto la colgaré en el blog.

Ahora sólo queda preguntarme algo: ¿vale como entrenamiento invisible?
























Aquí están las fotos que os prometí. Puedo decir que ha ido bien y aprovecho para copiar un fragmento de Don Camilo que escenifica el tema:

Don Camilo se colocó rápidamente la bandolera de cuero con la cuja para el pie de la cruz; bajó del altar el enorme Crucifijo, lo apoyó en el soporte y suspiró:
-Bien podían haber hecho más liviana esta cruz.
-Dímelo a mí -repuso sonriendo el Cristo-, a mí que hube de llevarla hasta la cima y no tenía tus espaldas.


PD: Las fotos las ha hecho mi hermana Mònica.

10 comentarios:

Furacán dijo...

Pues yo creo que si, un entrenamiento de potencia en toda regla pero recuerda que no vale correr eh? jejeje
Ten cuidado y no te lesiones ;-)

Saludos!

mòmo dijo...

No ha corrido, Furacán; lo ha hecho muy bien. Y hay foto para demostrarlo. Ya la colgará Marc.

Marc Roig Tió dijo...

Foto no: fotos, jeje. La primera posta ha sido la más difícil, con los nervios a flor de piel. Pero luego ha ido mejor y confirmo que sirve como entrenamiento invisible: suple muchas sesiones de gimnasio que no he hecho durante el año.

maratonman dijo...

Bonitas imagenes,la fe mueve montañas,los costaleros soportan enormes cantidades de kilos durante horas y ahi siguen,somos capaces de hacer y conseguir mucho mas de lo que creemos,solo hay que ver esos detalles.
Un abrazo y espero que hayas disfrutado mucho.

am dijo...

Qué bonito. Y la cita de Don Camilo me emociona, era de los libros favoritos de mi papá.

Felices pascuas!

Marc Roig Tió dijo...

Disfruté mucho, maratonman; pero en Sant Pol no duran horas, jeje. El pueblo no es muy grande. ¿Participaste tú en alguna?

am, felices Pascuas también para ti. Don Camilo es muy bueno; merece la pena releerlo de vez en cuando. No me extraña que fuera de los favoritos de tu padre.

Lukas dijo...

Tiene pinta de pesar muy mucho.
Entrenamiento invisible en toda regla!
Os nev� al dia siguiente en Sant Pol?
Un saludo

Marc Roig Tió dijo...

Pesa, Lukas. Pero peor que el peso es el equilibrio. Si se balancea un poco hacia delante no veas lo que cuesta reequilibrarlo.

En cuanto al tiempo, no nevó pero sí cayeron unos pedruscos enormes que dejaron el suelo blanco: ha llegado la primavera!

del porvenir dijo...

Feliz Pascua de Resurrección Marc, a ti y a todos los que pasen por aquí.
Yo aparezco de otra guisa en mi hermandad de la Paz en el enlace de youtube que tengo ahora en mi blog www.elporvenirdesevilla.blogspot.com

Marc Roig Tió dijo...

Gracias Porvenir. Aunque no lo escribiera (¡menudo fallo!) deseo una feliz Pascua de Resurrección a todos los lectores. Y enhorabuena por el paso de tu hermandad.