miércoles, 21 de mayo de 2008

De fisio

La vida tiene estas sorpresas. Al tomar ciertas decisiones, uno sabe qué puertas se cierra pero no cuáles se le abren.

El año pasado me clasifiqué para el campeonato del mundo de duatlón, que se celebró en Hungría, y tuve que pedir permiso a la federación española de atletismo (RFEA) para poder participar. La federación de atletismo me había concedido una beca para entrenar (atletismo) en Madrid y consideraban que ir al mundial de duatlón era dejar el atletismo en un segundo plano y, por lo tanto, tenía que renunciar a dicha beca si viajaba a Hungría.

Yo tenía muy claro que el año siguiente me iría de Erasmus a Amsterdam, renunciando a una futura renovación de dicha beca; así que aunque no me gustó el trato, acepté perder la beca en mayo e ir al mundial de duatlón.

En el mundial de duatlón lo pasé en grande y me clasifiqué 4º en categoría sub-23, un resultado muy satisfactorio dada mi inexperiencia encima de la bici. Pero también hice buenas amistades con los directivos de la federación española de triatlón (duatlón) y les avisé de que en menos de un año ya sería fisioterapueta, por si nunca necesitaran nada.

Hace un mes, más o menos, recibí una llamada del director técnico de la federación de triatlón. Me preguntaba si quería ir al campeonato de Europa. Yo alegué que mi resultado en el campeonato de España (27º) y mi retirada en Gernika no me hacían merecedor del puesto, pero él me corrigió diciéndome que me convocaba como fisioterapueta, no como duatleta.

Mi alegría fue tremenda. Se me ofreció la posibilidad de trabajar de fisioterapeuta en el campo que me gusta -el deportivo-, viajar y ampliar mi currículum. Sin duda acepté.

Mañana por la mañana partimos hacia Grecia, Serres, y las carreras son el sábado y el domingo. Mi trabajo es que los duatletas españoles lleguen en las mejores condiciones para afrontar el campeonato y recuperar a los que compitan tanto el sábado como el domingo.

El regreso será el lunes por la noche, así que la entrada aclarativa del viaje la publicaré el martes.

El evento se puedo consultar en directo por internet en esta página y haciendo click en "live coverage".

10 comentarios:

mòmo dijo...

¿Aún dudas de tu nomadismo? Haz un buen trabajo y disfruta.

Nacho dijo...

Joder que envidia!! No paras de un sitio para otro!! Suerte en tu labor de fisio!!

Marc Roig Tió dijo...

Sí, creo que tienes razón. Soy bastante nómada. ¡Pero la semana que viene me quedo en Sant Pol!

Gracias Nacho. A la vuelta cuento qué tal esta nueva experiencia.

Anónimo dijo...

Molt bé Roig!! A treballar i a disfrutar del que et vagi oferint la vida!

Treballa bé, i que sigui la primera de les moltes vegades que acompanyaràs a la trupe!!

Sort!

Campos

Bloody Marie dijo...

Felicidades Marc!! Pasalo bien en Grecia y cuida bien de los duatletas. Tu meta esta vez es que vulevan a llamarte!!

Besos y hasta el martes!!

Marc Roig Tió dijo...

Actualizacion importante:

Ayer llegamos a Serres toda la delegacion y todas las bicis. Mi camilla, no. Espero que me llegue esta tarde, aunque no tengo mucha confianza en ello.

anónimo sánchez dijo...

Felicitats i molta sort, esportiva i professional!

Anónimo dijo...

Genial Marc. Que vaya muy bien!

mòmo dijo...

Bien mirado, es mejor que falte tu camilla a que falte una de las bicis. Tú puedes sustituirla, mal que bien, con cualquier tabla rasa, pero no me imagino a un triatleta compitiendo sobre un caballito de madera...

Marc Roig Tió dijo...

Sin duda, Mòmo. Mejor mi camilla que alguan de sus bicis. Ya estoy en casa y mi camilla sigue sin aparecer. La entrada de hoy, en homenaje a mi camilla.