martes, 8 de julio de 2008

100kms de Mongolia

Después de una semana sin correr y a falta de otros 5 días para empezar de nuevo, no puedo decir que esté subiéndome por las paredes de la impaciencia pero sí que me gustaría calzarme las zapatillas mañana (pero no en Sant Pol).

Mañana se dará el pistoletazo de salida a la décima edición de los 100kms de Mongolia. El recorrido, en el parque Nacional del lago Hovsgol, transcurre a una altitud mínima de 1600 metros y sobrepasa los 2000 en dos ocasiones: 2300 en el km. 17 y 2100 en el 31. Pero eso no es lo único destacable de la carrera. Los participantes duermen en gers en el campamento Toilogt y, aunque se trate de una carrera, lo importante es la publicidad del parque.


La prueba se vende como "non-profit" y el coste de la inscripción (más los donativos que los participantes quieran dejar) servirán para presenvar el parque y ayudar a los dos pueblos autóctonos de la zona. Me parece una buena iniciativa -y muy saludable para el entorno- el organizar una carrera. El impacto ambiental de los atletas es nulo y la concienciación de los participantes y seguidores, inmensa. Además, el parque fue nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y el agua del lago es potable sin tratamiento alguno.

Sé que no entra dentro de ninguna planificación el correr 100kms ni la fecha es buena para el calendario atlético pero quizá dentro de unos años... Se me ponen los dientes largos sólo de pensar en los afortunados que correrán esa prueba.

Dejo algunas fotos a continuación para que el único envidioso no sea yo.

13 comentarios:

Furacán dijo...

Si vas avisa que me apunto jejeje
Hace un par de años lei una crónica de Sergio Fernández que la corrió y tiene que ser una pasada. Vaya paiajes!

am dijo...

Increíbles los paisajes. Ya será algún día, seguro!

nurimoon dijo...

Que placer debe ser sentir el aire en el rostro mientras se corre en esos paisajes.
De envidia verdaderamente.
saludos desde México.

mòmo dijo...

Sí, yo también me apunto. Te seguiré a caballo.

joan dijo...

exelents vistes , no sabia que hi hagués aquesta carrera , mongolia te grans paratges al ser tant gran i tant poc habitada.

del porvenir dijo...

¡Antes me dedico al hockey subacuático! ja, ja

Marc Roig Tió dijo...

¿Sergio Fernández el de Madrid? No sabía que hubiera ido. Ya le preguntaré cuando le vea. Y no dudes que te avisaría, Furacán. Esa aventura hay que compartirla!!!

Lo apunto a la lista de cosas pendientes (como puedes comprobar es más atractivo que fumar un cigarro hasta el final, no?).

Bienvenida, Nurimoon. Seguro que durante algún momento del recorrido los propios participantes se arrepentirán de haber empezado, pero luego levantarán la vista y volverán a disfrutar de nuevo. Tiene que ser maravilloso.

Vale Mòmo. ¿Harías 100kms a caballo?

Mongòlia mereix una visita a la vida com a mínim, Joan. A veure quan m'hi puc escapar.

Para gustos colores, Porvenir. Aunque aquí sí que no te secundo, jeje.

María dijo...

yo, como momo, me apunto si te puedo seguir a caballo!!!

del porvenir dijo...

Marc, párate a pensar 100km..., en Mongolia... No tiene color, un partidito de hockey con gafas, tubo y aletas ja, ja Aunque acabemos congestionados.

Marc Roig Tió dijo...

Ok, María; aunque si la cosa sigue animándose tendremos que montar un autobús, jeje.

Me paro a pensar en lo que son 100kms y... me apasiona. No es una carrera: es una excursión. Dura, pero reconfortante. Estoy seguro.

Furacán dijo...

Pues mira da la casualidad de que hoy tropecé con su blog. No sabía ni que lo tenía y está genial.
Te dejo el enlace de la crónica de Mongolia:

http://ser13gio.blogspot.com/2008/03/ka-khan.html

Marc Roig Tió dijo...

Gracias, Furacán. He ojeado su blog y... ¡se me han ocurrido muchas nuevas aventuras!

Ander Izagirre dijo...

¡Ufff!