domingo, 16 de enero de 2011

Sin triplete


Hoy domingo se celebraba en Terrassa la media maratón que servía de campeonato de Catalunya y mi objetivo, después de ganar el campeonato en 2009 y 2010, era repetir. Pero hay días malos y hoy ha sido el peor.


Reconozco que confiaba en mis posibilidades, aunque no me fiaba nada de los rivales que tendría: Jaume Leiva tiene mucha mejor marca que yo en maratón y hace dos semanas me metió un minuto en la san silvestre de Sant Cugat; y Roger Roca lleva tiempo sin acercarse a sus marcas personales, pero cuando está en la línea de salida siempre quiere dar guerra. Y también estaba Just Sociats, especialista en carreras de montanya que cada día corre más en asfalto (y debutará este año en Rotterdam).


Pero yo venía de correr un 3000 en 8'23" y la moral estaba alta. Hemos empezado fuerte (muy fuerte) con un parcial de 5000 en 14'56". Nunca me he animado a llevar ritmos suicidas, pero en esta ocasión estaba muy motivado y nadie quería ceder. Pero a partir del kilómetro seis hay una cuesta larga-larguísima (hasta más allá del ocho) que me ha empezado a fastidiar. He perdido comba con Jaume y con Roger y pronto me ha pillado Just sin poderme enganchar a él. Mentalmente pensaba que no pasaba nada, que en el llano o en la bajada recuperaría un ritmo alto y los alcanzaría. Pero no ha sucedido así.


Después de la cuesta he intentado apretar y parecía que aceleraba, pero sin acercarme a los de delante. He forzado un poco más, y seguían alejándose. Por alguna razón u otra, no conseguía correr más rápido. Y las desgracias nunca llegan solas: a partir del kilómetro 13 o 14 me avisaba la diarrea.


Mis pasos se han vuelto cortos, el ritmo era ridículo y tenía unas ganas locas de que se acabara esto. Pero quedaban muchos kilómetros y no han sido nada agradables. Al llegar a meta, ni me he parado a saludar a nadie: tenía una cita con la taza. Y así he seguido cada pocos minutos (el sólo caminar hasta el coche se hacía eterno y los malditos badenes de las calles...).


En fin: una carrera para olvidar. Supongo que son los reveses de preparar la maratón, pero estos golpes duelen mucho a nivel anímico. No puedo evitar pensamientos del tipo "no lo conseguiré", "no estoy en forma", "qué pasaría si en la maratón me encuentro igual", etc. Así que el remedio es entrenar más y esta semana que empieza lo llevaré a cabo para intentar resarcirme en la media de Barcelona del día 30 de enero. Éste es el plan.


Los resultados, aquí.

13 comentarios:

Guillem dijo...

Com ja t'he dit abans, has perdut una batalla però no la guerra. Ànims!

Furacán dijo...

No pasa nada Marc, hay días así, forma parte del juego. Para la próxima vez seguro que mejor. Ánimo!

Anónimo dijo...

Hola Marc,

No entraba también Cáceres dentro de los que competian en el Cto. de Cataluña? Siempre puedes consolarte en que, con independencia de como lo hagas, Cáceres es casi inabordable.

Ánimo. De estos incidentes muchas veces se sale más fuerte. Además, supongo que articularmente y muscularmente no te habrás machacado mucho.

Jorge

Rafa González dijo...

La foto lo dice todo: mientras los demás vais tocando el suelo, Nacho va volando!!! Animo Marc, a por la próxima con ganas!

Sergio dijo...

Ánimo, Marc. Al final, por lo menos, sí te pudiste acercar a "Roca".

Marc Roig Tió dijo...

Gràcies, Guillem. Ara a preparar les properes batalles, doncs.

Toda la razón, Furacán: forma parte del juego.

Jorge, Nacho lleva varios años con licencia de Castilla León. Y sí, por ahora es casi inabordable (lo mismo que Rafa) pero con el tiempo espero llegar con ellos.

Tienes razón, Rafa: Nacho va volando, jajaja.

Muy bueno, Sergio. Me acerqué a "Roca" y pasamos muuuuchos minutos juntos.

mòmo dijo...

Habrá días mejores. Seguro que echaste de menos a tu barra brava. A ver si venimos a la próxima.

Maikis Running Bikers dijo...

Un día malo lo tiene cualquiera, seguro que en la próxima te sales, ánimos campeón !!

Por cierto te vi el otro día entrenando por la calles de Canet de Mar, no pude pararme a saludarte, a ver si otro día te veo y puedo.

Ricard Fernàndez dijo...

Potser la clau ha estat aquest primer 5mil per sota de 15... tu ets, com has demostrat moltes vegades, un diésel que es va escalfant amb el pas dels kilómetres. No et preocupis, la marató serà diferent!!!

txeiks dijo...

Ànims Marc!
Guapíssims els posts de Panamà. Em guardo l'anècdota del noi amb la Síndrome de Down (l'explicaré a Astrid)
Una abraçada!

Marc Roig Tió dijo...

Gràcies, Txeiks. L'experiència panamenya va ser plena d'anècdotes.

Pablo Vega dijo...

Ánimo Marc. Creo que tienes claro que sólo ha sido un mal día pasajero y no hay más. Me alegra que lo hayas canalizado en positivo con un "más entreno".

Te quiero ver muy arriba en las próximas competiciones pero si no es así tampoco pasaría nada, no perderías un ápice de tu valor como persona, que es mucho más importante.

Forza.

Santa Biología dijo...

Vamos Marc, ánimo. No siempre salen las cosas como deseamos o como nos merecemos, pero nunca llovió que no escampara.

Un saludo