lunes, 17 de octubre de 2011

Els Àngels

El Santuario dels Àngels está cerca de Girona (unos 10 kilómetros) y constituye un buen plan para un día festivo. Como es habitual, está en lo alto de una colina y rodeado de naturaleza; aunque se puede subir por carretera, es más interesante hacer el recorrido corriendo por los corriols de montaña (a veces incluso caminando) y llegando algo cansado al destino.

Una vez arriba, se puede visitar el santuario (misas los festivos a las 12:30) y homenajearse con un buen desayuno a la sombra de los árboles. Este sol loco de otoño no perdona y en esa fecha, doce de octubre, se registró la temperatura más alta del año en l'Estartit. Y precisamente l'Estartit puede verse desde els Àngels así como las illes Medes, el golfo de Roses, el Cadí, el Montseny y muchos otros referentes de la orografía catalana.

Desayunando en el Santuari dels Àngels, con Ignasi F. e Ignasi C.

Lo cierto es que después del bocadillo de butifarra no es tan fácil seguir corriendo; no obstante, la aventura terminó siguiendo al trote hasta Bordils donde la familia de uno de los Igansi nos invitó a comer. Fue un día redondo.

5 comentarios:

mòmo dijo...

A Ignasi F. no lo imagino corriendo. ¿Seguro que no llevaba el coche de apoyo?

Ferran dijo...

I lloc d'una gran cursa, la pujada als Àngels des de l'ermita de sant Pere (?) del barri vell de Girona.

salut!

Sergio dijo...

¿Lo de la butifarra pertenece al plan de investigación de tu post anterior?

RA dijo...

Patrik Makau antes de salir en Berlín se metió en el cuerpo un bocata de butifarra.

Marc Roig Tió dijo...

Mòmo, a veces es cuestión de ritmo, pero te aseguro que Ignasi F. corrió hasta arriba.

Ferran, la cursa pujada als Àngels crec que és per asfalt, però no sé d'on surt. Potser algun any la faig; és una clàssica!!

Sergio: no lo tenía pensado, pero puede ser una buena línea de investigación. Es posible que no me falte quien financie un estudio similar, ¿no crees?

RA: ¿lo viste o lo has leído? Me parece muy fuerte, pero es posible. También dicen de Bekele que se comió un bocadillo o hamburguesa entre el cross corto y el largo de un Mundial.