lunes, 18 de febrero de 2013

La Mitja de Barcelona 2013

Hacía tres años que no subía al podio en la Mitja de Barcelona; también hacía tres años que no conseguía mejorar mi marca en media maratón. Ayer, casi consigo un pleno, pero me faltaron nueve segundos para desterrar esos 1h04'57" que figuran en mi curriculum desde 2010.

Ayer se celebró la 23ª Mitja de Barcelona, con una mañana ideal para correr: sin viento, sin calor, sin frío, sin excesiva humedad... Fue tan bueno el día que Eliud Kipchoge le quitó el récord del circuito al bicampeón del mundo de maratón (Abel Kirui). 

Yo me llevé a mi compañero de entrenamiento Ibrahim Ezzaydouny como liebre hasta el kilómetro 12 y cumplió a la perfección. Detrás tenía a Roger Roca y a Adriá García. Formamos un tren que no dio tregua y en ningún momento adelantó nadie a nadie: así da gusto correr.

A falta de un kilómetro para la meta, creo (Foto: Franc UnknownRunner)

Cuando Ibrahim se paró, Adriá ya se había descolgado y sólo me seguía Roger. Antes de empezar, Roger me comentó que si quería, podría ayudarme. Pero no quise. Falta un mes para la maratón y quería ver cómo están mis piernas. Mantuve el ritmo tan bien como pude y a partir del 17 incluso tensé un poco para ver si Roger se quedaba. 

Al ver que no cedía y que teníamos en juego el tercer cajón del podio, en el 19 me relajé un poco para llegar al esprint y poder disputarlo con garantías. Roger no se había despegado de mi chepa desde el disparo de salida y eso le podía dar cierta ventaja. La recta de meta, desde esta edición, es larguísima. Al fondo se intuía el cronómetro y media docena de arcos publicitarios. Las fuerzas andaban justas y no sabía cuándo empezar a esprintar. Supongo que Roger llevaba  la misma mentalidad, pero yo me lancé antes. 

Quizá faltaban unos 400 metros cuando me tiré al vacío. Conseguí una brecha de dos o tres segundos y me giré continuamente porque temía que me alcanzara. Los últimos metros fueron agónicos pero conseguí llegar tercero; pensaba que desfallecería antes de cruzar la meta, de verdad.

Eliud Kipchoge ganó con 1h00'04" (récord del circuito) y segundo fue Joseph Kimeli Lagat con 1h01'27" (que estará en la Zurich Marató de Barcelona buscando la victoria). Tercero llegué yo con 1h05'06", sólo dos segundos por delante de Roger Roca. (Resultados)

Acabé satisfecho con la carrera y con el resultado, pero reconozco que estaba para mejorar mi marca personal. Me ha sabido a poco y tengo ganas de más. A ver qué tal se da la carrera en Montornès dentro de quince días (será el campeonato de Catalunya de media maratón) pero si alguien está dispuesto a correr... yo le seguiré.

Por último, comentaros una anécdota. Cuando en el año 2003 participé en el campeonato del mundo júnior de cross en Lausanne, el ganador de la carrera fue el joven Eliud Kipchoge; sobre un circuito de 8kms, me sacó 3'39" (yo fui el 69º). Comparativamente, he mejorado más que él porque ahora en 21kms sólo me ha sacado 5'02". (Resultados de Lausanne)

9 comentarios:

Ferran Arizcun Arizcun dijo...

Enhorabona, Marc. Campió!

Joan Castellà dijo...

Gran cursa Marc ! Enhorabona ! Pòdium merescut .

Jaime N@v dijo...

Genial!!!

maratonman dijo...

FELICIDADES¡¡¡,TODO ES PONERSE AUNQUE A VECES SEA MUY COMPLICADO.
UN ABRAZO¡¡¡.

Raúl Muñoz dijo...

Podi darrere d'aquests dos cracks ha de saber a victòria. Has estat el primer després dels extraterrestres. Llàstima de la marca per tan poc, però ho tens a la mà.

El Velofondo dijo...

Enhorabuena por ese tercer puesto.
Quizás hayas mejorado, pero no lo puedes comparar con un solo atleta.
Kipchoge, es un gran atleta, pero antes era un atleta excelente.

payop dijo...

Enhorabuena por el resultado y suerte para la maratón.

Guillem dijo...

És probable que si no haguessis anat amb Roger tirant d'ell i jugant-vos el podi, hauries pogut buidar més i aconseguir marca, així que està clar que si algun dia vas a buscar només marca, la pots aconseguir.

Ànims!!

Marc Roig Tió dijo...

Gracias a todos por los comentarios.
Guillem, crec que tens raó, però potser si no l'hagués tingut darrera també m'hauria calmat més perquè anava força cansat, jeje.