domingo, 2 de diciembre de 2007

Papendal

Papendal es el centro de alto rendimiento que el Comité Olímpico Holandés tiene en Arnhem. Este fin de semana se celebraba allí un meeting europeo de entrenadores en el que estaba invitado mi queridísimo coach Antonio Serrano. Por lo tanto, no perdí la ocasión de acercarme al lugar para escudriñarlo con lupa y, de paso, conocer nuevas caminos para correr en Holanda.

Un fin de semana sabe a poco para descubrir todo lo que Papendal puede ofrecerte. Un vistazo con el Google earth es suficiente para comprobar lo faraónico de la obra. De comienzo sorprende el color de la pista de atletismo: azul. Sólo conozco otra del mismo color, en Valencia. Luego está el campo de golf de 18 hoyos. Y también los campos de fútbol. Y el de béisbol. Y los pabellones cubiertos: natación, gimnasia, ping-pong, voleibol... Y el bosque.


El sábado por la tarde salí a correr con mi entrenador. El día estaba lluvioso y él prefirió hacer asfalto. Pero al llevar 45 minutos se paró. Y al quedarme sólo no pude reprimir la tentación de entrar en el campo de golf y recorrerlo de un lado a otro, subiendo y bajando las dunas, resiguiendo los greens como si mi imaginación dibujara las típicas cintas que delimitan el trazado de un cross alrededor de ellos. Reconozco que, quedamente, amenizaba el silencio con un rum rum que imitaba el juego de un niño que corre de una lado a otro, mientras con las manos imita el conducir de una moto. Fue impresionante. Todo era verde a mi alrededor y la lluvia era mi amiga egoísta que con su presencia no permite que otros se acerquen: estaba sólo, estábamos solos. Y fue impresionante.

Para terminar me acerqué a la pista, azul. Ahora está renovada, pero tiene el honor de ser la primera que se construyó en Holanda. Pero eso no es nada si se compara con los récords que posee. En el año 1975, Jos Hermens -el mánager de atletismo más importante del mundo a día de hoy- estableció el récord mundial de la hora en 20.907m. Sólo un año más tarde, y en la misma pista de Papendal, mejoró su anterior registro hasta los 20.944m.


Esa marca permaneció en la cima hasta que 15 años más tarde uno de los atletas que representa, Arturo Barrios -mexicano-, corrió 21.101m. Se convirtió en el primer hombre que corría una media maratón en menos de una hora. En la actualidad, la marca de Jos Hermens es récord de Europa; y el récord del mundo (21.285m) está en las manos de otro de sus atletas: Haile Gebrselassie.

Yo no corrí tanto tiempo ni tantos metros, pero pisar ese tartán y descubrir lo que ha vivido, escondida en medio de una arboleda, no pudo menos que emocionarme.

11 comentarios:

David Rodriguez dijo...

Hola soy David,como para no emocionarse,a todo aquel que le guste este mundo del atletismo ,tiene que ser algo especial,muy bueno tu blog,un saludo

del porvenir dijo...

A uno que, como yo, está lesionado leer esa carrera sobre el cesped y bajo la lluvia le sube la moral. A ver si te vemos ya por los barros ibéricos.

Marc Roig Tió dijo...

Hola David, me alegro de que te guste el blog. Intento hacerlo ameno para que lo disfruten tanto los apasionados del atletismo como los que no. Se aceptan sugerencias.

Del Porvenir, todo llegará. Ánimo con tu recuperación y a ver si en febrero-marzo ya estoy corriendo en España y nos vemos.

mòmo dijo...

¿El césped verde? Vaya, tan bien como habían empezado pintando la pista de azul...

Marc Roig Tió dijo...

Es que los de golf son unos clásicos. Imagínate a nuestros queridísimos domingueros de Barcelona (y domingueras) que les pintaran el césped de un color distinto al verde dolar. Ufff... A algunas quizá les daría algo super-super fuerte.

Miguel Angel Blanco Rodriguez y Luis Antonio Serna Cabeza dijo...

Joer...me lo imagino y se me ponen los pelillos de punta..esa sensación de entrenar bajo la lluvia es liberadora!!!

Marc Roig Tió dijo...

Sí Miguel, aunque también es cierto que cuando llueve día sí día también acaba por cansar.
Pero qué le vamos a hacer, la cuestión es disfrutarlo y no pensar en que cuesta.

del porvenir dijo...

Si tenemos ocasión de saludarnos será en Itálica, en el cross de "las ruinas de Adriano".

Marc Roig Tió dijo...

Del Porvenir, será una lástima pero este año no correré Itálica. Todavía estaré en Holanda. A ver si en otra ocasión...

Furacán dijo...

Vaya, parece que no he sido el único que he disfrutado corriendo bajo la lluvia este fin de semana. Muy buena tu descripción, casi me he sentido corriendo por allí.

Saludos!

Marc Roig Tió dijo...

Furacán, en tu tierra también es común que llueva, no? Pues ala, a mojarse, jeje.