jueves, 22 de abril de 2010

La pista mágica


Aquí empezó todo. Aquí entrenaba mi madre, y mi hermano, y una gran cantidad de atletas que paso a paso llegaron hasta el nivel internacional. Canet de Mar, el pueblo vecino a Sant Pol, tiene apenas 13.500 habitantes y una pista de arcilla de 250 metros, pero su nivel atlético es envidiable.


No nos importa que la contrarrecta sea "irregular" e incluso amamos que la cuerda mida un cuarto de kilómetro. Hacer series en ella facilita los cálculos: una vuelta a minuto es a cuatro el kilómetro; 45 segundos, significa ir a tres... Quizá lo complicado es hacer series de doscientos, porque las curvas te expulsan; pero Blas Serrano ha corrido mil metros en ella en 2'24".


Ricard Fernández (campeón de Europa júnior de 10.000) también entrena en ella. En su día hizo series de 3000 a menos de 8'20". Incluso los marchadores la han desgastado: Dani López ganaba los campeonatos de España en categorías menores después de machacarse 12, 14 o hasta 16 kilómetros dándole vueltas. Víctor Morente, Raúl Aldehuela, José Ríos, Benito Ojeda, David Pujolar... La lista de atletas que han pasado por ella no es enorme pero sí sorprendente por su calidad. Y ahora vuelve a resurgir.


Después de unos años de sequía (y con algún plan urbanístico que a punto estuvo de acabar con la pista), los "nuevos españoles" han revalorizado el terrreno. El último de ellos, ayer mismo, se proclamó subcampeón del mundo de cross escolar en Eslovaquia. Se llama Ibrahim Azzouz, pero todos le conocemos por "chino". La pista de Canet, con sus baches, sigue creando campeones.


Aquí la página del mundial.

7 comentarios:

mòmo dijo...

Tu madre entrenó ahí, tu hermano entreno ahí... ¡y también tu estupendísima hermana!, aunque hoy cueste creerlo. Lo que ocurre es que soy modesta y preferí retirarme en silencio y dejar los aplausos para el resto.

Santa Biología dijo...

Ole sus curvas!!!! L foto es muy buena...jeje, valla repechos.. La verdad es que ninguno de mis padres han hecho deporte pero el poder presumir de pedigrí atlético tiene llenar de satisfacción y si encima puedes hacerlo de lugar de reunión, entonces apaga y vámonos!!

Ojalá os dure muchísimos años

Un saludo

Dani Pérez dijo...

me recuerda a ripollet. El año que viene viviré allí y seguro que mas de un día daré buena cuenta de ella. Un saludo marc

Anónimo dijo...

Marc, ¿no te olvidas de alguién?
entrenó poco pero fué muy bueno
mientras duró. A mi, las pistas,
me recuerdan mi mejor temporada
como " mami taxista "

joan dijo...

El meu oncle n´havia sigut president.

Leonidas dijo...

MARC: SIGUE EL SR. LUNA VINCULADO CON EL ATLETISMO EN CANET DE MAR

Marc Roig Tió dijo...

Mòmo, es verdad que tú también entrenaste ahí. ¿Cómo he podido olvidarlo?

Santa Biología, la pista no sería la misma sin esos socavones.

Serás muy bienvenido por las tierras catalanas, Dani. Ahora mismo no recuerdo la pista de Ripollet, pero seguro que tiene su miga como la de Canet.

Anónimo, quizá te refieres a mi primo Jordi. Es verdad que duró poco por aquí, pero qué calidad y facilidad para competir.

Carai, Joan, no en tenia ni idea.

Leónidas, claro que sí, Antonio Hernández Luna no sólo está vinculado al atletismo de Canet sino que es mi entrenador.