domingo, 7 de noviembre de 2010

No pudo ser

No resulta fácil escribir una entrada en el blog después de retirarse en una maratón. La maratón es una carrera distinta a las demás, tiene su entrenamiento físico específico y su motivación psicológica particular. El primer asunto, frente a una carrera de estas características, es escoger cuál correr. Las opciones siempre son varias y los motivos para decantarse por una y descartar otras, innumerables. Quería hacer Frankfurt, porque el circuito es bueno (fíjate, el ganador corrió en 2h04'57" este año) pero no sabía si tendría grupo y la organización no me ayudaba con el viaje ni el hotel. En Zaragoza, en cambio, el circuito parecía bueno (aunque engaña un poco, seamos francos) pero la organización se esmeró en que todo estuviera a mi favor. La elección era difícil y me pudo el riesgo.

Uno siempre confía en sus posibilidades y cree que todo es más sencillo de lo que parece. En Barcelona, hace varios meses, corrí en 2h18'53" y pensé que podía hacer menos; quizá no sería tan difícil mejorar esta marca en Zaragoza y, vistos los resultados del año anterior, ganar la prueba. Reconozco que me pudo la vanidad o, en todo caso, la rentabilidad. Hacer 2h17' en Frankfurt suponía pagarme el viaje y quedar el 25º (por lo menos); hacerlo en Zaragoza significaría (si ganaba la carrera) ganar 2000€ y la repercusión mediática de una victoria, que se puede rentabilizar luego en patrocinios. Vanidad o no, los atletas vivimos de esto y correr en Zaragoza era una apuesta: podía salir bien o podía salir mal. Y ha salido mal.

El día amaneció espectacular para correr. Una lluvia de corta duración limpió el aire y no soplaba el viento, pero los zaragozanos saben que después de esta ducha llega en cierzo: la nube se va y le abre las puertas, no hace falta añadir que las abre de par en par.

El plan (el que escribí en mi post anterior) era sencillo de redactar, pero no tanto de poner en práctica. Mi primer 10.000 lo crucé en casi 33'00" pero no me importaba mucho; seguía pensando que la carrera más inteligente sería de menos a más y ahorrar en los primeros kilómetros era una buena elección. Seguí más o menos al mismo ritmo y la media fue a 1h10' pelada. No era éste el plan y de vez en cuando me llegaban pensamientos negativos (no lo vas a conseguir, se te va a hacer muy largo, estás aflojando mucho...), mientras el cierzo soplaba más y más fuerte. A favor ayudaba un poco; en contra destrozaba al más optimista. La organización ataba los puntos kilométricos a las farolas y les añadía piedras en los pies para que no salieran volando. Cada vez era más difícil pensar qué tenía que hacer.

Mi ritmo de competición tenía que ser por debajo de 3'20" (me habría encantado competir a 3'15") pero varios kilómetros me salían a 3'30". Los números no cuadraban y, sin petar mucho más, la marca se acercaría a las 2h25'. No era éste el plan y la apuesta que había hecho estaba casi perdida. Podía seguir, intentar llegar a meta y descubrir que si quiero, puedo. Pero mi apuesta estaba perdida y llegar a meta no era un consuelo.

Retirarse en una maratón es muy traumático, porque se ha preparado a conciencia, se ha renunciado a otras carreras para hacer ésa. Aunque no sea cierto, a uno le entra la sensación de que ha perdido el tiempo. Yo sólo intento convencerme de que he perdido la apuesta, pero no el tiempo. Y he aprendido que la próxima vez quizá tengo que conocer un poco más las reglas del juego y pensar que no todo resulta tan fácil. Aunque ha sido una derrota deportiva, ha sido una gran lección. Ojalá las próximas lecciones no escuezan tanto.

19 comentarios:

del porvenir dijo...

Nunca pienses que has perdido. Te puede servir de ejemplo el abandono de Rafa en Berlín, después de tanto y tanto afinar, el resultado acabó obteniéndolo en SanSebastién unos meses después y no fue malo.
Ánimos
Vicente

Anónimo dijo...

Hola Marc,no siempre se gana,hay dias en que no sale y punto,hiciste bien en retirarte si viste que no saldria la marca esparada, de sta manera lo de hoy lo puedes interpretar como un entreno de tirada larga y esperar otra maraton a corto plazo.

Santa Biología dijo...

Ánimo Marc. Todos nos llevamos un chasco cuando no te vimos ne la clasificación pero esto es lo que hay. Ahora borrón y cuenta nueva, a por el de Barcelona, cuando no se puede no se puede, es lo que tiene el puto atletismo, que no siempre depende de nosotros mismos, si hace un día de perros pues a joderse.

Muchos ánimos y a seguir, como dice Manolo García, nunca el tiempo es perdido.Estoy seguro que vales sub 2h 17'.

Un saludo

NaCaVi dijo...

A treure'n la part positiva, posar-se un altre objectiu i a per ell. Ànims Marc!!!

Sergio dijo...

Ole tú, Marc. A las duras y a las maduras.

Ander dijo...

¡Ánimo, Marc! ¡Vente a la Behobia, que aquí los fans te quitamos el viento!

Franfri dijo...

Tú lo has dicho: no has perdido el tiempo. De ésta aprenderás, sin duda, y eso te ayudará en próxima afrentas a tan dura y compleja prueba.

Ánimos, a descansar un poco y a por todas

Furacán dijo...

Ánimo Marc. La próxima será mejor.

mòmo dijo...

Arriba y a por el próximo objetivo, campeón.

Rafa González dijo...

Como ya hablamos de la carrera te digo otra cosa: anoche cené una fantástica tortilla de longaniza!!! (vaya huevos tienes...;-) )
Buen viaje y ya darás noticias!!!

Anónimo dijo...

Animo Marc, soy un seguidor de tu blog desde hace año y alguna vez te he escrito. Mucho animo y estoy segudo que en Barcelona cumpliras tu objetivo

Pablo Sanchez

Bilbao

maratonman dijo...

La dureza y lo que hace diferente a una maraton sobre otras competiciones es que puedes hacer la mejor preparacion del mundo pero si el tiempo no acompaña a veces de poco sirve.Si en cambio te sirve esa preparacion para estar en forma de cara a nuevas competiciones,asi que aprovechala si puedes para alguna carrera proxima en el calendario.
Un abrazo campeon¡¡¡ y animo¡¡¡ y retirarse por lesion siempre es peor y no es tu caso,lo cual me alegra mucho.

Clemente Alonso McKernan dijo...

Animo Marc!!

Quizá en Sevilla te puedas desquitar con un puesto de honor en el Cto de España.

Yo intentaré hacer allí lo que no pude hacer en BCN el año pasado.

"Reponerse es todo"

Maikis Running Bikers dijo...

Animo Marc !

como dicen en mi pueblo lo que no te mata, te hace mas fuerte, y de los fallos se aprende, seguro que en tu próxima cita lo harás mejor.

Guillem dijo...

Marc, crec que la retirada era la millor opció veient com estaven les coses. Aprofita la teva experiència americana per carregar piles (atlètiques i/o no atlètiques) i ja veuràs com tornen els bons resultats. Bon viatge!

am dijo...

Ya se podrá y la satisfacción será mayor después de esto. ¡Ya verás!

Abrazo.

José Alfonso dijo...

Mucho ánimo, piensa que se aprende más de este tipo de cosas que de los exitos. Ahora a entrenar más fuerte si cabe y a quitarse la espina en la próxima

Marc Roig Tió dijo...

Gracias a todos por los ánimos. Después de muchas horas, estoy en un hotelucho de Quito (Ecuador) a 8$ la noche pero sin maleta. Mañana me tocará ponerme la misma ropa (qué fastidio) y esperar que me llamen del aeropuerto.

Me voy a la cama. Mi hora española marca las 5am; en Ecuador son las 11pm. Bona nit!!!

Anónimo dijo...

Animo Marc, tienes que pensar que tras una derrota te harás más fuerte y que conseguirás la senda del triunfo. Como hacemos en esta tierra, hay que ser tozudo y seguir intentandolo con más fuerza.Un saludo.