lunes, 14 de febrero de 2011

Una tarta


Entrenar una maratón supone un esfuerzo físico considerable y hacerlo en Kenia, puede sumarle un esfuerzo mental. Reconozco que aquí vivo de maravilla y ver a estos atletas de tanto nivel en los entrenamientos (aunque casi nunca entreno con ellos), supone una motivación, pero vivir lejos de casa y de las comodidades que tenemos a nuestro alcance, a veces es duro. Por lo tanto, tocaba darse un homenaje.

Recuerdo que Antonio Serrano, hablando de su preparación para las maratones, solía seguir una dieta bastante monótona (aunque rica), que se saltaba un poco en los desayunos de domingo. Dice que siempre le gustó la bollería y que con tantos kilómetros a
las piernas, había que compensar a los sentidos de la vista, el olfato, el gusto... con un buen bollo. Una vez a la semana, no hacía daño.

La dieta keniana no me desagrada, pero siempre he sido muy aficionado a los dulces y me doy varios homenajes a la semana (me conozco todas las panaderías de Eldoret y sus productos estrella), pero para que mis compañeros de por aquí se den cuenta de que también sé cocinar un poco (no demasiado, es verdad), hoy he preparado una tarta buenísima con la excusa de que es San Valentín.

Muchas cocinas kenianas no tienen horno, pero la de Philip sí, aunque no funciona muy bien. El tema más complicado para preparar la tarta, no obstante, son las cantidades. Aquí no hay báscula de cocina y el método infalible es ir catando cada poco rato: le falta azúcar, le falta harina, le falta... hasta que la mezcla es más o menos homogénea y bastante dulce.

El resultado, después de una hora en el horno y un par de minutos encima de la mesa, es el siguiente (siento que mi cámara no funciona y he tenido que sacar la foto con el portátil):

Y los ingredientes, por si queréis intentarlo: 4 huevos, bastante azúcar, un yogur líquido de vainilla, un poco de aceite (en este caso de maíz), bastante harina y levadura a ojo; creo que nada más.

3 comentarios:

Maikis Running Bikers dijo...

Tiene buena pinta, estaba buena ?? seguro que si !! jeje

maratonman dijo...

Debe estar delicioso, yo hoy tengo tarta de chocolate por mi cumple,asi que hoy me pongo puo.Me alegra saber que corredores de elite como tu tambien le dais al dulce sin que merme vuestro rendimiento,eso para mi es una gran noticia.
Un abrazo campeón.

Nico dijo...

Doncs a mi em fas venir ganes de menjar un bon pastís de la mare (tot i que el teu també té molt bona pinta)