lunes, 26 de noviembre de 2007

Tocado y hundido

Había barro, sí. No tanto como para tirar los calcetines a la basura al terminar pero sí el suficiente para que yo me hundiera. En Holanda, como todo el mundo sabe y yo ya me canso de comprobarlo, no existe ninguna montaña. Para entrenar, en general, no son exclusivas; pero para entrenar el cross es bueno visitarlas a menudo.

Ahora mismo no me veo mal entrenado, pero sí me veo trotón. Soy capaz de correr rápido durante varios kms, coger un ritmo crucero elevado y mantenerlo; pero no tengo fuerza -por no haberla enternado- para moverme en el barro. Echo de menos correr por la playa como lo hacía en casa: cada miércoles, rodaje por la playa, y algunos sábados, series.

El resultado, por lo tanto, me defrauda un poco. Es cierto que fui con la humildad del que acaba de correr una maratón y sabe que éste es su primer cross de la temporada, pero lo poco de orgullo que llevaba encima (mi nombre aparecía entre los atletas destacados) y las ganas que tenía de hacerlo bien quedaron lapidados por el barro belga. Y me sentó muy mal. No me gusta pasarlo mal en las carreras (entiendo por pasarlo mal que me salgan mal; sufrir y extenuarse por un buen resultado no es -en ningún caso- pasarlo mal). Así que llegué a meta cabizbajo, derrotado y abatido.

Pero le saco una lectura positiva al resultado. Hay que levantarse y seguir entrenando; más duro si se puede. Y se puede, os lo aseguro.

La carrera ha sido como el típico examen sorpresa que hacen por esta época; aquél examen que te demuestra que tus conocimientos, a día de hoy, rozan el 2 o el 3. Un jarrón de agua fría, cierto, pero un aviso a navegantes para evitar septiembre si uno se pone las pilas. Así que a ponerse las pilas. Hay tiempo para remediarlo.


Y cómo llegué a esa conclusión, muy sencillo. Para los 30 primeros había premios en metálico -no mucha cantidad, pero algo esperaba sacarme-. Mi puesto, creo que el 42, no me daba derecho a dinero pero sí a premio en especias. En la foto podéis ver lo que me dieron: un paquete de espaguetis de 375 gramos, 4 latas de cerveza, un jabón de ducha y un trozo de toalla muy pequeño que no sé para qué sirve.

Me diréis: pues yo sólo veo 3 latas. Claro, la cuarta me la tomé en el tren, de vuelta a casa y sacando las conclusiones que he escrito anteriormente. Tenía mucha sed era lo único líquido que estaba a mi alcance. Aunque debo reconocer que el eslogan de la cerveza me echaba un poco para atrás:

"You love it or you hate it".

19 comentarios:

mòmo dijo...

jajaja. Certifico eso de que le sientan mal los malos resultados. Se pone insoportable: malas caras para los sufridos acompañantes, malos humos, peores respuestas... Sólo le importan entonces los mimos de su-mi madre (son tal para cual). Pero se lo perdonamos, porque sabemos cuánto se esfuerza y cuánto le importa.

Marc Roig Tió dijo...

Es cierto Mòmo; lo del año pasado en Elgóibar fue un mal agradecimiento a vuestra visita. Aquí se me pasó antes el enfado: ¡me dieron cerveza!

mòmo dijo...

Traeré cerveza la próxima vez. Por si acaso.

María dijo...

jajaja mòmo pues ya sabeis, de ahora en adelante con cerveza a todas las carreras! jajaja.

Que bien que le saques el punto positivo a esto... no? a mi me parece fundamental para no tirar ni siquiera ese trocito de toalla que te regalaron!! ;)

ánimo!!

Marc Roig Tió dijo...

Jajajaja, María. Qué bien visto. Me llevaré ese trozo de toalla siempre conmigo para acordarme que no debo tirarlo. Ahora ya sé para que sirve; gracias.

Ok, Mòmo. Me lo apunto; pero que sea de la buena, eh?

Lukas dijo...

Tranquilo Marc, los resultados ya llegaran, confiamos en ti.
Fue una pena no verte competir en la Bouin pero solo puedo decirte que el nivel fue altísimo y que se corrió muy muy rápido.
Ánimo!

Miguel Angel Blanco Rodriguez y Luis Antonio Serna Cabeza dijo...

Marc,Soy Miguel Angel Blanco, el marchador de Madrid, espero que te vaya muy bien fuera de España, espero que desde este rincón de internet nos mantengas informados de tus progresos.
Por mi parte te dí publicidad en mi blog:
http://semosmarchadores.blogspot.com/2007/11/blog-sobre-atletismo.html
Espero que te guste.

Marc Roig Tió dijo...

Gracias Lukas; he visto los resultados de la Jean Bouin en internet. Tienes razón, el nivel fue altísimo. A ver si con las semanas me voy poniendo fino y mejoro mis resultados.

Hombre Miguel, gracias por la publicidad. Te añado ahora mismo al blogroll. Sabes que siempre eres bienvenido; a ver cuando nos vemos de nuevo por la Blume.

am dijo...

Mal eslogan el de la cerveza, pero muy bien tu perseverancia y fortaleza. Ánimo!

Me imagino yo que la toalla será para la cara, no? Saludos!

Marc Roig Tió dijo...

Totalmente de acuerdo, am. Sé poco de publicidad, pero como posible cliente declaro que el eslogan es muy malo. Además, no asocio el color negro con la cerveza. En fin, que si la veo en la tienda no la compro.
En cuanto a la toalla, realmente es como una bolsita. Quizá será para poner el jabón que me han regalado; aunque me quedo con la historia de María. Es para no tirar la toalla, jeje.

Furacán dijo...

Bueno, la verdad es que como corredor paquetorri que soy y siendo consciente de que el rollo competitivo es otra historia, no soy quien de darte consejos pero si te sirve de algo yo soy de los que pienso que no hay malas carreras, si sale bien porque ya te queda el buen sabor de boca de la "victoria" y si sale mal porque de alguna forma te queda el aprendizaje de la derrota. Si lo sabes ver así siempre saldrás ganando.
La próxima seguro que irás mejor. Ánimo.
Lo de la toalla genial, ahora ya tiene un significado para ti, no la tires!

Saludos!

Bernardo dijo...

Me ha gustado leerte. Volveré. Un saludo.

Marc Roig Tió dijo...

Gracias Furacán por el consejo. Es cierto que no resulta fácil levantar la cabeza después de un mal resultado pero si se consigue se aprende mucho. Y de los errores debemos aprender o irremiseblemente nos quedaremos encallados.

Bienvenido Bernardo, estás invitado a leer y a opinar cuanto quieras. Te espero por aquí.

Mis Caminos dijo...

Hola Marc.
Te deseo mucho ánimo para seguir entrenando y suerte en las próximas carreras. Lo más importante es que tú sepas de lo que eres capaz y qué tienes que hacer para correr bien y seguir mejorando.
Pero, ¿no sabes que las cervezas belgas están entre las mejores del mundo? Y además, cuando uno tiene sed, es mejor tener una cerveza que unos billetes de dinero...
Me hizo ilusión saber que pudiste leer el texto en mi blog y que te gustó.
Un abrazo.

Marc Roig Tió dijo...

Gracias Liège; sí, las cervezas belgas están entre las mejores del mundo (lo descubrí hace 2 años en un viaje de amiguetes) pero ésta no es su estandarte.

Gracias por la visita; estás siempre invitada. Yo intentaré pasarme por el tuyo, pero no te garantizo que lo entienda simpre, jeje.

Richard Calle dijo...

Saltando de blog en blog he llegado hasta aquí!!

Es de agredecer que gente de elite como tu, mostreis vuestras vivencias!!!

sALUDOS!!!!

Marc Roig Tió dijo...

Hola Ricardo, estás invitado a venir siempre que quieras. En cuanto a lo de élite... Lo dejaremos en "camino de". Todo llegará, esperemos.

Nacho dijo...

ENHORABUENA POR EL BLOG, ESTA MUY CHULO. ¿¿DE DONDE SACAS TIEMPO PARA ENTRENAR, ESTRUDIAR, TENER ESA INQUIETUD POR LA LECTURA,...?? QUE ENVIDIA!! ENHORABUENA POR TUS MARCAS PERSONALES Y TU CURRÍCULUM DEPORTIVO QUE ES UNA PASADA (A LOS HUMANOS COMO YO QUE A DURAS PENAS BAJAMOS DE 9' EN EL 300O NOS PARECE DE OTRA 'GALAXIA'). Y MUCHA SUERTE EN TUS ESTUDIOS POR EUROPA Y TU TEMPORADA ATLÉTICA. UN SALUDO!!

Marc Roig Tió dijo...

Hola Nacho. Gracias por pasarte por el blog. En cuanto al tiempo... pues suprimiendo muchas otras cosas, seguro. Se trata de valorar lo que se tiene y a donde se quiere llegar; y descubres que la tv no es importante, que para salir a tomar una cerveza no necesitas volver a las 6, etc.

Aunque es cierto, me siento privilegiado porque en muchas ocasiones se me ha allanado el camino y he tenido tambien buenos maestros.

Un saludo!