jueves, 9 de diciembre de 2010

Lecciones maratonianas

Tres días después de la maratón de Panamá y ahora que ya tengo los resultados, llega el momento de hacer el balance. He aquí las conclusiones a las que he llegado:
  • Los resultados del año anterior nunca sirven de referencia (esto ya lo descubrí durante el interraíl, pero aquí se ha confirmado): el año pasado habría sido tercero.
  • Si el ritmo de competición no es excesivo, se puede empezar una maratón sin calentar: no troté ni un metro antes de empezar y no lo eché de menos; los primeros kilómetros pueden servir de calentamiento.
  • Si las condiciones no son ideales para correr, diseña un plan prudente y empieza todavía más prudente: mi idea era doblar o incluso hacer más rápida la segunda media y me equivoqué por muchísimo (1h13'44"+1h21'01"). El plan que hice era prudente, pero no lo cumplí del todo. Quizá salir a 1h15' habría sido mejor.
  • Sin un entrenamiento específico se puede correr maratón, pero el ritmo decaerá en los últimos kilómetros: mis semanas en Ecuador han sido de 50 o 60kms, así poco más podía hacer.
  • Si se está habituado a las tiradas largas, no es difícil correr 30kms a ritmo vivo (el problema viene después).
  • La humedad pasa factura: me hidraté bien, pero la humedad afecta a otras partes del cuerpo como los intestinos. No sería mala idea tomar un Fortasec la próxima vez.
  • Tanto sudor y tanta agua como refrigerante terminan por empapar las zapatillas; correr con las zapatillas mojadas durante tantos kilómetros es antesala de ampollas. La próxima vez (primero lo probaré en entrenamientos) me vendaré los dedos de los pies individualmente.
  • Es una buena idea recortar la camiseta en la parte inferior para que ventilemos mejor, pero no tanto que el dorsal sobresalga: este detalle nos lo enseñó Viktor Röthlin en el campeonato de Europa de Barcelona que ganó. No cometí ese error y la verdad es que se corre más cómodo con un poco menos de camiseta.
  • Si la organización de la carrera sólo distribuye agua (o bebida isotónica pero en vasos de los que es imposible beber), conviene llevarse geles de repuesto y tomarlos a discreción. Yo sólo llevé uno y con tanto sudar se me resbaló del pantalón por no llevarlo atado con un imperdible.
  • Una maratón a ritmo suave no afecta demasiado: el lunes descansé y ayer martes troté en ayunas por Quito (2800m) durante 11kms a 4'27".
  • No existe ningún otro deporte en el mundo como las carreras a pie: vayas donde vayas no sólo puedes practicarlo sino además competir.
Por todas estas lecciones y por los días tan bonitos y agradables que pasé en Panamá con grandes amigos, ha sido la carrera más dura en la que he participado pero también una de las que guardo mejor recuerdo. No creo que repita el próximo año (aunque seguro que ningún africano llegará a Panamá con ganas de correr ya que el récord está en 2h16'25" y se cumplirá de nuevo la primera lección) pero sí me gustaría visitar el país en otra ocasión y quizá correr en una distancia inferior.

5 comentarios:

am dijo...

Lo más importante es aprender de cada experiencia, así que vas de gane y por mucho.

Jonathan Martin dijo...

Eres un crack, por disfrutar en cada carrera como si fuera la primera, y sobre todo por transmitirnos todas esas experiencia y hacer que estemos mas cerca de cumplir nuestros sueños.

maratonman dijo...

Transcribo lo que te dije hace dos o tres entradas:Haras 2h:35 y pasa la media en 1h:15, esto es lo mismo que la otra carrera,a priori parece facil pero corren con ventaja los que estan acostumbrados al clima.
SI ES QUE NO ME ESCUCHAS¡¡¡.
De algo debia valer mi experiencia de 5 años en México y 2 en Venezuela,se lo que son esos climas y uno no se puede dar el lujo de ir como en España.Mis marcas despistan pero mi sabiduria es grande.
Un abrazo.

Manuel dijo...

Mark dejastes amigos en Panamá asi que cuando quieras repetir la experiencia a la orden

Taboada

Marc Roig Tió dijo...

Gracias am. Ahí estuvo mi victoria en Panamá, en todo lo que aprendí.

Jonathan, no disfruto tanto en todas las carreras, pero es la intención que tengo. Gracias por seguirme.

Tienes razón, maratonman,que la experiencia es un grado. No sabía que habías estado por aquí tanto tiempo. La próxima vez tendré que hacerte más caso,jeje.

Manuel, gracias por la "cena de recuperación" y por el vino español: qué grande eres!!! Jajaja.